Comidas, Texturas y Rutinas / @EsterCuadrosUll

November 30, 2012
By


SABORES, TEXTURAS Y RUTINAS.

ASPERGER COMIDAS:  

De acuerdo con nuestra tarea como padres no es solo amar a nuestros hijos incondicionalmente, también esta la tarea de educarlos, que se sientan seguros y aceptados tal cual  son,  incluyendo su Asperger, ese venía con él al nacer…. Amo a mi hijo y amo su Asperger. Su ansiedad, problemas sociales hacen que sea difícil de motivar. Necesita siempre que le refuercen fuerte y claro las palabras perfectas que  “TE AMO MUCHO”. Le encanta que le diga “TE AMO HASTA LA LUNA”. Fortalecer  siempre su autoestima es otra de nuestras tareas como padres.

Les quiero contar como madre la dura y complicada tarea de educar a mi hijo con Síndroem de Asperger (SA), que logre comer de todo, sus rutinas, visitas, actividades sociales como ejemplo invitaciones de cumpleaños. Sé que muchos padres se sentirán muy identificados con él, con la nota; de verdad  que es UN TEMA NO MENOR.

¿Qué comen nuestros hijos?

Muchas veces me dijeron que debía preocuparme más por lo que comía mi hijo. Vicente consume una variedad restringida de comida, aún principio como desconocía su diagnóstico en ocasiones  más de una lágrima derramé,  me consideraba responsable  que el niño no se alimentara  correctamente  de forma  sana y equilibrada ya que puede ser  perjudicial para su desarrollo.

Existen  casos  de niños con SA en que las dificultades son más extremas  a la hora de recibir alimentos. La ansiedad, sensibilidad y control son factores a considerar.

La ansiedad  les provoca enfado  al comer ciertos alimentos, me costó  entender lo difícil que era  comer para él y más complicado era pedirle a él me explicara lo que le ocurre con ciertos alimentos. Cuando vamos a reuniones con amigos o familiares se hace complicado, pone cara de…¡.Esto no huele bien!….¡Atroz!…¡Quiero vomitar!…Mientras el resto lo mira con cara señalando….Uyy!! Que maleducado…Para mi hijo Vicente sus alimentos preferidos son los tallarines, solos o con salsa, sin carne, puede comer todos los días y no le aburren, yogurt (hay que esconderlos), cereal solo los que el elige (siempre la misma marca y sabor), queso, avena con leche, sabor preferido vainilla….No le gusta ningún tipo de carnes (los come con disgusto y cantidad muy pequeña solo porque se le pide lo haga).

La sensibilidad a ciertos gustos,
colore o textura  el niño los detesta,
tanto así que lo pone irritable.

Otro factor que puede influir es el control. Ellos pueden aceptar o rechazar los alimentos,  la comida es una gran preocupación y especialmente un tema difícil para los padres…¿Qué hacemos cuándo nuestros hijos rechazan el alimento? ¿Lo manejamos de forma adecuada de manera cariñosa y afectiva? La mejor forma es no disgustarse y no enfadarse con él. Cuando intento con nuevas comidas le doy a probar porciones pequeñas de tal manera que trato y convengo que los alimentos en variedad son necesarios para su cuerpo y mente sana; luego  voy aumentando gradualmente  y lo premio por intentarlo. No es fácil, es un proceso lento con más de una pataleta en su proceso. Palabra  clave  para los padres  es aprender a “Negociar”. Le ofrezco un incentivo a la hora de negociar coma su plato de comida.. A Vicente le gusta mucho crear laberintos  con cartas en el living de la casa y puede pasar  horas ordenando las cartas antes de empezar el juego, cuando ocurre que llega  la tarde e incluso noche y debe  ordenar, me pide deje todo así hasta el día siguiente. En ese caso yo aprovecho esas instancias y le digo “por cada cucharada de comida es media hora más de juego, y las cartas se quedan ahí hasta mañana cuando regreses del colegio”. Existen niños con SA que quieren comer solamente alimentos crocantes, o blandos, o de ciertos colores y si fuera por ellos comerían los mismo todos los días.

Una vez leí un ejemplo Vicente estaba recién  con diagnóstico tratando de entender esto de la sensibilidad al tacto y olor. Fue ahí que pude entender el por qué era tan complejo el poder alimentar a mi pequeño niño.

Generalmente es selectivo en la comida. Algunos niños rechazan la textura o el gusto de algunos alimentos o incluso se resisten al color. Por Ej. Puede no comer nada que sea de color blanco o verde. Hay que intentar modificar el color, especialmente si se trata de alimentos básicos, por Ej. Añadiendo cacao a la leche o salsa de tomate a la verdura etc. Es aconsejable que su repertorio de alimentos sea lo suficientemente amplio para no limitarle su vida social (invitaciones a comer a casa de un amigo, excursión, salida al restaurante etc..) pero seguramente habrá que renunciar a que coma de todo. (Fuente http://www.fipa.es/articulos/asperger.htm)

 

Está claro los niños con SA no quieren ser engañados. Los engaños como el esconder vegetales dentro de la salsa de espagueti o añadir suplementos en su bebida favorita puede funcionar, pero puede a veces tener resultados negativos. A veces, después de darse cuenta que se ha añadido algo, el niño aprende a sospechar y se limitará aún más en su dieta. En mi caso, Vicente es muy sensitivo al olor, gusto o a la textura de la comida, no me resulta engañarlo. De ser descubierta se desataría una batalla al comer.

Alimentos que no tolera por ningún motivo, por nombrar algunos:

Puré de papas, porotos, lentejas (nada de granos) ni choclo de ninguna forma, de ser detectado enfado seguro, nada de verduras menos las  de color verde (acelga, espinacas), de fruta con suerte come manzana, nada de jugos naturales. Etc..

Tolera las pastas y masas, son sus favoritas, puede comer todos los días, jalea, sémola con leche, avena, yogurt, sabor vainilla le encanta.

Olores y ruidos son un tema cuando sale de casa. Lo “urbano” dice,  no son de su gusto, pero los olores de mamá y la guitarra eléctrica le encantan…Cuando estoy cerca Vicente busca tocar el lóbulo de mis orejas y aprovecha oler mis manos y cuello señalando “Olor a mamá”  luego suspira. A veces le digo si comes todo te presto mis orejas… Y él sonríe.

Eventos sociales y Rutina.

Para un niño con SA los eventos sociales y salidas suelen ser muy estresantes. Llegar tarde a un lugar o no lo atiendan a la hora estipulada  lo enoja, si dices  a las 18:00 hrs, es a las 18:00hrs no a las 18:01  Ej.: Colegio, médico etc. Una vez llegue 5 minutos tarde  al colegio por no encontrar disponible estacionamiento, de pronto le veo llorando y me dice… ¡Como es posible se te olvide tu hijo! Lección: nunca más salgas casi a la hora por los imprevisto siempre 15 a 20 minutos antes así evito angustia al niño. Por más que trabajo esta situación aún no logro que él pueda comprender y aceptar lo de los tiempo.

El ir al mall o supermercado de compras es algo que detesta. Respecto a invitaciones de cumpleaños, a pesar que le gusta que le inviten, se complica una vez en la fiesta, los ruidos, gritos, las piñatas, peor si en la celebración asisten personajes disfrazados sobretodo payasos. Cuando son pequeños los hijos uno los acompaña a celebraciones, actualmente con 9 años asisten solos, para su seguridad y en caso de descontrol frente a un disgusto de él, me estaciono frente a la casa del festejado y le espero, no pasa mucho rato y dice…¡Me quiero ir o sácame de aquí!. Sucede que cuando es una celebración de conocidos o familia  que saben de la condición de mi hijo, no es tanto el deseo de irse, pero para el resto de invitados que desconocen el tema resulta ser un tanto “raro” este niñito. Generalmente Vicente le gusta cantar, girar, bailar, aletea manitos, porque lo excitan  estos eventos, siempre  solo lejos del resto de niños. Personalmente yo lo aliento a seguir haciendo lo que hace, siento lo disfruta, sin embargo el resto no deja de mirarlo y comentar las conductas del niño, dependiendo el comentario yo respondo y contesto respecto de su condición. Unas de las palabras que mas me indignan cuando se refieren  a las personas como “enfermitos” sea cual se su condición. Una vez alguien me dice.. ¿Tu hijo es enfermito? Con cara de asombro le dije… Oh!! No sabía que estaba resfriado.

La peor etapa ya paso cuando no se tenía un diagnóstico, ahora que lo tengo, resulta ser mas llevadero porque comprendo lo que le pasa y trato de ponerme en su lugar, tal vez nunca lo logre, pero si lo entiendo y acepto. Tenemos momentos difíciles, a veces nuestro camino es duro, a cada paso una piedra, un obstáculo, una dificultad. Al principio la noticia es de gran impacto, con el transcurso del tiempo se hace menos difícil cuando tienes la herramientas de apoyo adecuado por los especialistas, familia. Es preciso y NECESARIO compartir experiencias de vida, te hace dar cuenta que no estas solo que existen familias en las mismas que tú y te enriqueces de cosas bellas. Nace una nueva familia para ti, te apoya, abraza, te ánima, te aconseja, comparte estrategias y experiencias de vida. Todos con la misma bandera de lucha “INCLUSIÓN”. Para todos ellos vayan mi abrazo y cariño.

Especialmente para la “Marea azul” padres de niños con Trastorno del Espectro Autista, no les quiero nombrar, somos muchos e iremos siendo más.

Textos ; Ester Cuadros Ulloa

@EsterCuadrosUll

Fotografías

@encargado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archivos

Bulk Email Sender