“La Casita de Turrón” & El pan saborizado / @LightCakes

“La Casita de Turrón” & El Pan Saborizado 

ct2

Muchos de ustedes me conocen hace tiempo y para los que no, les cuento que cocino desde niña. Cuando tenía como 10 años para un cumpleaños me llegó de regalo un libro llamado “ Mi primer libro de cocina” y en verdad fue el primero, de muchos. Recuerdo como si fuera hoy, la primera receta que hice de ese libro fue “queque con un solo huevo”.

También recuerdo que me daba terror encender el horno, estaba demasiado cercano el cuento de “La Casita de Turrón”, cuando Margarita empuja a la bruja dentro del horno. En aquellos años iban los compañeros de mi hermano mayor a estudiar a casa, para el té yo hacía mi ya famoso, kuchen de nuez o un pie de limón clásico.  Por años le pedí a mi hermano que encendiera el horno por mi. Cuando él no estaba me las arreglaba con un papel de diario enrollado lo bastante largo como para encender el horno de lejos, una verdadera antorcha que apagaba en el lavaplatos… que recuerdos… Hoy agradezco el horno con chispero o el horno eléctrico.

ct1

Hace años de eso y entre receta y receta, estudié Licenciatura en Ciencias Biológicas. Nunca estudié ni para chef, repostera o panadera, ni siquiera he hecho un cursito. Desde los 10 años preparo postres, tortas, pasteles, bombones, pastas, panes, etc. a partir de recetas. Como bióloga que soy, mi cocina es mi laboratorio y trabajo los ingredientes con la rigurosidad de quien fabrica un medio de cultivo o prepara una vacuna. A modo de dato, es fundamental la comprensión de lectura…

Ahora si bien me guio por recetas, también me doy espacio para la creatividad y los inventos. Los años de experiencia me dan el conocimiento táctil de texturas y densidades en las masas. Me doy el lujo de cambiar los ingredientes, reemplazar el azúcar por otros endulzantes, sintéticos o naturales. Gracias a los años trabajando con harina tengo la confianza para improvisar, incluso pruebo otras harinas, no me restrinjo a la de trigo.

ct6

Desde aquel primer libro de cocina (y no se como ni cuando desapareció) se han sumado muchos mas, tengo una verdadera colección. Lo mejor es el rato que paso antes de cada preparación, hojeando los libros o revistas para decidir que haré. A veces paso tanto rato en eso que se hace tarde y termino postergando el próximo experimento para el día siguiente o el fin de semana.

ct7

Hace días revisando mis recetas encontré muchas de panes saborizados. Ni recuerdo de donde las saqué, unos días atrás hice un pan de finas hierbas, quedó riquísimo para la tarde, para unas tapas o un aperitivo. Pero eso no fue suficiente, estaba tentada de hacer un pan de aceituna y ajo. Este fin de semana en la playa encontré el momento justo, tranquila y relajada, para experimentar. Compré ajo y aceitunas en la feria de Avenida Argentina en Valparaíso y me puse manos a la obra. Aquí les comparto la receta.

 ct4

Pan saborizado

Ingredientes

Para la masa

Harina tamizada: 600 g

Sal fina: 1 cda sopera

Azúcar: 1 cdta de te

Levadura: 25 g

Huevos: 2

Aceite: 1/3 de taza

Agua: 1 taza aprox.

ct3

Para el relleno

Dientes de ajo picados: 3

Aceitunas (u otro relleno): 2 tazas picados

Preparación

Masa: poner la harina, sal y azúcar en un bol; mezclar. Desgranar la levadura e incorporarla. Hacer un hueco en le centro, añadir los huevos, el aceite y mezclarlos. Agregar de a poco el agua e ir tomando ingredientes secos de los bordes, trabajar hasta formar una masa tierna. Pasar la masa a la mesa y amasar hasta que este lisa y homogénea. Poner en un bol, cubrir con film y dejar leudar al doble.

 ct5

Armado y relleno

Volcar la masa en la mesa, desgasificar y luego estirar con las manos hasta tener un rectángulo. Distribuir en la superficie el ajo picado y el relleno de elección; arrollar. Colocar el rollo en un molde o en una superficie enmantecada. Dejar que leve al doble de su volumen. Hornear a temperatura de moderada a fuerte por 20 minutos aproximadamente. Retirar, desmoldar tibio. Servir cortado en rodajas.

Les dejo la invitación, atrévanse a preparar pan, es fácil, cualquiera puede hacerlo. No le tengan susto al amasado, no tienen por que hacer “pan amasado”. La receta anterior lo dice claramente y es aplicable a la mayoría de los panes, “amase hasta obtener una masa lisa y homogénea”, eso es todo. No se requieren máquinas especiales ni una gran musculatura, solo la sensibilidad de sentir la masa en las manos y tratarla con el respeto  y cariño que se merece.

Andrea Stipo
@LightCakes

ct8

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *